Pastoral Penitenciaria

META: Al finalizar el 2016, los miembros del Centro Penitenciario (INPEC) de la ciudad de Pamplona, como discípulos misioneros  profesan, celebran y testimonian la fe, en actitud de espiritualidad de comunión.

 

JUSTIFICACIÓN:

 

Desde la Realidad: Se ha adelantado un proceso de acompañamiento humano y cristiano sostenido y vivido desde la esperanza del Evangelio; sin embargo la vivencia del compromiso cristiano, tanto en todos los internos como en los administrativos y funcionarios aún carece de plena solidez  y formación.

 

Desde el Ideal: Los miembros del centro penitenciario (INPEC), profesan, celebran y testimonian la fe. Y establecen procesos y espacios de renovación  integral de la persona humana.

 

Desde la Conversión: Se hace necesario establecer de manera procesual y permanente un  acompañamiento formativo cristiano, del cual surja la vivencia de un compromiso cristiano esperanzador para la sociedad.

 

LÍNEAS DE ACCIÓN:

 

  • Motivación y convocatoria a todos los miembros del centro penitenciario (INPEC), a participar en la acción pastoral y en sus procesos de formación.
  • Consolidar y reestructurar comités de servicios.
  • Encuentros periódicos de formación.
  • Fortalecimiento del Equipo de la pastoral penitenciaria, mediante reuniones mensuales.
  • Estudio y reflexión de la Palabra de Dios, documentos y subsidios.
  • Catequesis adecuada para los sacramentos,
  • Lectio divina.
  • Realización de las acciones significativas programadas por la Arquidiócesis, adaptadas a la realidad penitenciaria.
  • Sintonizar las diferentes actividades con la misión continental.
  • Conformación de grupos de estudio y oración de la Palabra de Dios, que los lleve al fortalecimiento de la fe.
  • Fomentar la solidaridad cristiana.