Parroquia Ntra. Sra de los Dolores (Cacota)

PÁRROCO: Pbro. Orlando Silva

FAX: 5290007 – 5290010

EMAIL: porsiorte@gmail.com

 

HISTORIA

En esta Parroquia no aparece en el archivo de la arquidiócesis un decreto que afirme la erección como parroquia; nos basamos en lo que por medio del libro de oro y otras publicaciones hablan de su fundación. Esta parroquia tiene límites con otras parroquias como Silos, Pamplona, Chitagá, Toledo, tiene un santuario que es muy concurrido para su fiesta patronal, el viernes de dolores, donde gentes de todas partes de Colombia visitan a “Nuestra Señora de los Dolores”. Es de precisar que antes de su fundación estos pueblos, ya existían asentamientos indígenas por lo que hizo necesario encomendar doctrineros para la cristiandad de estos hombres. A continuación mostraremos algunos rasgos importantes para la formación de esta comunidad parroquial.
La población fue fundada por el español don Ortún Velazco de Velásquez, una poca antes de la de pamplona, el 26 de octubre de 1549. El Padre Velasco pertenecía a la orden Dominicana, cuyos religiosos han sido con mucha razón los fundadores de nuestra civilización. Ya sabemos que el fabuloso personaje Bochica era un Fraile Dominicano de los que se habían establecido en el Canadá antes del descubrimiento de América.
El Padre Velasco hecho las bases del cristianismo de la pintoresca población de Cacota e inspiro a sus moradores un ardiente amor a la Santísima Virgen María, amor y devoción que hallo bastante Bartolomé de Monasterio cura mas tarde. A este insigne dominicano, debe Cacota el tesoro de la venerada imagen de Nuestra Señora de los Dolores, a cuyos pies fueron a postrarse muchos guerreros y estadistas colombianos, de todos los tiempos, como lo atestiguan los exvotos y documentos originales que hemos tenido la fortuna de conocer.
Por los años de 1728 hallábase encargado de la parroquia de Cacota de Velazco Bartolomé de Monasterio, quien dejo de su puño y letra el siguiente documento relacionado con la historia de la imagen que nos referimos:
“Año de 1728 para que quede Ad perpetuam “rei memoriam” pongo esta nota. Ha sido en los monasterios hereditaria la cordial devoción a los Santísimos Dolores de María, con especialidad al mayor que padeció esta soberana reina de los cielos y tierra: el de su soledad. Habiendo sido cura tres años y viendo que del todo no había culto a este soberano ministerio, solicite un cuadro para que la devoción la venerase y no hallándole, doña María de Cañas Trujillo, me dio uno pequeño que dejo en la sacristía y otro para que lo pusiese a mi vista y me acompañase. Viendo la hermosura que si tiene, lo coloque en la Iglesia, le hice un altar u la adorne, hasta donde han podido mis fuerzas, entendiendo que quien roba los corazones es su hermosura. Representándonos el fin de todo nuestro bien y lo último de nuestra redención, teniendo en sus brazos un Dios muerto, moviese los corazones con decente veneración.
Atendiendo que de parte de ninguno se preocupa adelantar y que ella me ha mantenido otros cuatro años más en su compañía por la providencia suya, alcance de mis prelados superiores licencia para darle 50 reses vacunas, para principio de hato, para que su producto puedan mantenerle con veneración y que no le falte siquiera un día de sus honores, una misa, así es como dejo escrito y en verdad lo certifico y firmo de mi nombre, en Cacota el 16 de enero de 1728, Bartolomé Monasterio, cura de Cacota”.
Nuestro amigo Jesús Antonio Araque Chiquillo, nos trae la siguiente versión de la historia:
“El territorio de de lo que hoy es Cácota estuvo poblado por los indios Cácotas, rama de los chitareros. El benemérito sacerdote Rochereaux narra que: no pareciéndole prudente al conquistador Armendáriz encomendar a su sobrino don Pedro de Orsua la misión de buscar el dorado, resolvió ponerlo al mando de una expedición que debería dirigirse hacia el norte, nombrole como maestre de campo al experimentado don Ortún Velazco de Velázquez. Juntos emprendieron la aventura al mando de una expedición de 140 hombres. Luego de sortear muchas dificultades y penalidades sometieron al cacicazgo de Cácota el día 26 de octubre de 1549.
La fundación del pueblo, propiamente dicha, solo tuvo lugar en 1555 y fue fundador, don Ortún Velazco de Velázquez quien para distinguirla de Cácota de Suratá le dio su propio nombre. Fijada la fecha de su fundación en 1555 la de su erección como municipio tuvo lugar, según algunas fuentes en 1630 y 1650 según otras.
Tomado del libro “Unidad Católica”, Pamplona. Pag 165. Libro a32. Y Libro oro de la Parroquia.

 

PARROCOS EN CÁCOTA DE VELAZCO

La parroquia fue creada el 23 de Abril de 1637 y el primer párroco Fray Miguel de Lejía. El primer matrimonio celebrado fue entre los indios Luis Ingupa y María de Cativón, caciques de las dos más importantes tribus en febrero de 1692. En la parroquia existe una silla de admirable construcción llamada la “silla pastoral” mandada a hacer por Pbro. Dn. Joseph Inocencio Villamizar cura doctrinero de este pueblo de Cácota en el año 1792.

1645 Fray Pedro de Velasco.
1648 Fray Pedro Camacho
1649 francisco Gómez
1652 Juan del Rincón
1653Fray Francisco Pérez
1655 Diego Milán de Rojas
1658 Fray Juan del Rincón
1660 Fray Bueno del Campo.
1894 Serafín Piñeres
1897 Antonio María Andrade
1898 Epigmenio Jaimes
1900 Justo Pastor Patiño
1902 Eli Otálora
1908 Estanislao Rodríguez
1909 Raimundo Ordoñez
1910 José Portilla
1911 Teodomiro Villamizar- Miguel Blanco
1913 Adolfo García Cadena
1913 Andrés Avelino cote
1914 Manuel Celis
1915 Luis Antonio vera
1918 Ramón Vera
1920 Héctor Guevara
1922 Juan Nepomuceno
1924 Primitivo Flórez
1926 José Santos Valderrama
1930 Luis Felipe Gómez- Samuel Jaimes
1931 Pedro José Ortiz
1934 Jesús Ramírez
1936 Carlos Saúl solano
1942 José H. Rojas
1944 Mario Laguado G.- Pedro Alejandrino Herrera
1969 José Agustín Camacho
1970 Libardo Arango
1971 Guido Urbina
1974 Avelino Carrillo
1975 Rubén Darío Carrillo
1979 Indalecio Camacho
1980 Jesús Rojas
1983 Pedro León Camacho
1985 Álvaro Camacho
1990 Ciro Antonio Villamizar
1990 Jorge Rojas Pacheco
1994 Jorge Enrique Parada
1995 Ciro Alfonso Gelvez
2000 Alfonso María Gutiérrez
2001 Jose Eduardo Silva
2004 Daniel Gélvez
2008 Hernan Contreras Cruz
Tomado del libro de oro de la parroquia de Cácota de Velazco, es de notar que hacen falta algunos sacerdotes desde 1680 hasta 1890, por daños en las hojas del libro.
Investigación realizada por: Diego Alexander Flórez Molina