84405654

PÁRROCO: Elkin Javier Ortega Barroso Pbro.

Email: elkinjavier7@hotmail.com

VICARIO PARROQUIAL: Pbro. Heimer Alfonso Pabon Orduz

Email: heapo13@hotmail.com

EMAIL: parroquiacachiransc@hotmail.com

 

HISTORIA

Fue descubierta por Ambrosio Alfinger en el año 1532; pertenecía a la inmensa provincia de los Chitareros y tenia por nombre indígena Cáchira. Su fundación se debe al señor Don Antonio José del Rincón. Hasta el año 1885 fue aldea. En el año 1911 fue elevada a la categoría de Municipio por una ordenanza del Departamento.

Topografía: situada a la altura de 2555 metros sobre el nivel del mar, disfruta de un amplio horizonte en terreno inclinado y es regada por el rio Cáchira que nace en el páramo de guerrero.
No carece de movimiento comercial por estar en la vía de Bucaramanga a Ocaña.

Viceparroquia de Cáchira: esta población estaba anexa a Surata desde el año 1859. La vida de la viceparroquia será relatada en el archivo de la parroquia de Surata.

Parroquia de Cáchira: desde el año de 1883 principio a ser servida por un párroco; luego siguió ya administrada por párroco propio o agregada a la parroquia de Surata. Hace parte en lo civil de la provincia de Ocaña y del Departamento de Santander del Norte. En lo Eclesiástico hace parte de la vicaría de San Gabriel de Matanga.
Límites de la Parroquia: al norte limita con la cruz (de Ocaña); al oriente con las parroquias de San Pedro de (Santa Marta) y Salazar; al sur con Arboledas y Cachiri; al occidente con rio negro y con tierras del Departamento del Magdalena.

Veredas de la Parroquia: está dividida la Parroquia en seis grandes veredas: “Ramírez” y “Manzano” al norte; “la Carrera al sur”;” Bucaramanga y la vega al occidente y la vereda del Centro”. Estas veredas tienen subfracciones.

Extensión de la parroquia: De norte a sur mide seis leguas, de oriente a occidente, o desde el alto de “ventanas” al punto donde desemboca el riachuelo San Alberto, en el rio Cáchira, se calcula en cerca de veinte leguas.
El rio Cáchira de su origen surca, casi toda la longitud de la Parroquia, naca este a medio Kilómetro arriba de la población y desemboca en rio Lebrija abajo del Caño de Chocó.

Riqueza Natural: en la región fría que es extensa, se siembra maíz, cebada, haba, papa, alverja etc.; en la región calidad se caña de azúcar, yuca, plátano, arroz, cacao etc. Hay cobre sulfato, petróleo. Una de sus petroleras en la región occidental esta arrendada a la compañía Colombiana “Sindícate”.

Son curiosidades: la peña de la cueva, arriba del pueblo, con huesos humanos; una bella cascadita llamada la caramba lejos de la población, una gran masa de piedra hacia el oriente, en el páramo. A más de dos lagunas de la población en la vía de tierra caliente y en el punto el ingenio se ven restos de una——– y lavadora de piedra de las que se sirvieron nuestros padre los españoles para separar y limpiar el rey de los metales, el oro.

Vías de Riqueza: un camino que hay de unir provincia de Cúcuta con punto Cáchira. En esta vía esta interesado Salazar; su concejo Municipal ofreció una suma para construir un puente solido sobre el rio peralonso; la vía se hace cortísima, y esta pudiera ser preparación para tender el cable funicular de Cúcuta a puerto Cáchira.

En el año de 1918 el Departamento Santander del Norte creo el Corregimiento de la “estación” en la región caliente de Cáchira y este limita con Rio negro y con tierras de Magdalena.

San Agustín de la Vega: el Señor Cura Párroco de Cáchira tiene en construcción una capillita en Vega Grande, a orillas de la quebrada de “la explayada”. El Clima es bueno, el punto es plano; se puede rodear la capilla de muchas calles bien alineadas y habitables. La rodean grandes plantaciones de cañas con trapiches de hierro. Cree el Señor Cura que pueda erigirse el futuro pueblo y Parroquia sin quitar la cabecera Parroquial de su madre Cáchira y sueña en darle el nombre de San Agustín de la Vega. Cuéntase con el beneplácito del Excelentísimo Señor Obispo Diocesano y la voluntad de los vecinos pendientes y progresistas.

Vida Espiritual: el Señor Cura Párroco tiene establecidas las oraciones de la adoración nocturna, adoración perpetua, la de Nuestra Señora del Socorro, la de Nuestra Señora del Carmen, la del Apostolado de la oración, la del Nazareno, y la de la Catequística. Estos funcionan periódicamente, y la catequística todos los domingos. Entre los hombres se encuentra las congregaciones del Santo Patriarca San José y la de San Luis Gonzaga.
PATRONES: Desde el tiempo de la Vice parroquia se encabezaron las partidas de bautizos, así: “En la Vice parroquia del Santo Eccehomo de Cáchira” por tanto se tuvo a Jesucristo en ese paro de amargura consignado en el Evangelio con el nombre de Eccehomo, como patrono de la Parroquia.

El añalejo eclesiástico de 1923 trae a Nuestra Señora del Carmen como Patrona de la Parroquia. Se puede confirmar este título con un documento firmado en Roma donde se pone a la Madre de Dios en la advocación del Carmelo como Patrona de Cáchira.

Este documento se apoya en el plácet del Excelentísimo Señor Afanador y se conserva en el archivo de la Parroquia. También dice el añalejo que Cáchira tiene como titular de la Parroquia a San Cayetano. El culto público se hace en una Iglesia de tres naves, muy bonita, situada a la acera oriental de la plaza; tiene anexa la casa cural, propiedad de la Parroquia. El altar Mayor es de madera; tiene dos nichos laterales y en el centro esta el expositorio del Santísimo Sacramento. La nave lateral de la epístola tiene un altarcito que hace hombro con el mayor y está consagrado a Nuestra Señora del Perpetuo Socorro. Contigua a este altar seta la sacristía. La nave del Evangelio necesita de un altarcito y será consagrado a las Benditas Almas de Purgatorio, Simétrico al otro altar lateral.
El pulpito, es de madera bien laborado y se apoya en una columna del lado del Evangelio.
Son de la Parroquia las valiosas estatuas del Sagrado Corazón de Jesús, de la Virgen del Carmen, de la Virgen del Perpetuo Socorro, de San José con el niño Dios al terminar la primera infancia y la de Jesús Nazareno. Hay otras estatuitas y cuadritos de Santos. No existe la estatua de San Cayetano; es uno de los puntos del auto de visita pastoral, el Excelentísimo Señor Blanco, anota con atención la compra de la estatua del Santo Patrono titular. El Señor Cura ha requerido los Ornamentos y los Vasos Sagrados.

CEMENTERIO: tiene la Parroquia el cementerio urbano bien cerrado por paredes blanqueadas, y luce bonitos recuerdos de piedra para los muertos; este se encuentra a cuatro cuadras al sur de la población. Hay dos cementerios rurales bendecidos; uno en el punto de “Miraflores”, al occidente, a tres leguas de la población, bendecido por el Párroco Pbro. Doctor Samuel Ramírez; otro, una legua mas abajo, en el punto llamado “el filo”; este cementerio fue bendecido por el benemérito Doctor Señor José Alejandro Peralta. En el alto del “Mohán” a tres leguas y media al sur de Cáchira, existen unas cuantas sepulturas sin cerco ni bendición.

INSTITUCIÓN PUBLICA: En la Parroquia funcionan dos escuelas urbanas con un personal de 140 alumnos de ambos sexos y una rural en la “Carrera” con 40 alumnos de ambos sexos. Por favor del Excelentísimo Señor Afanador funciono una escuela superior de varones en el año de 1921; de ella fue director el Pbro. Doctor Don Pedro Herrera, pero no duro sino un año. La Asamblea Departamental acaba de crear otra escuela rural en la vereda “Ramírez”-

USOS Y COSTUMBRES: Las familias en dos quintos son oriundas de Boyacá y García Rovira; un tanto de Arboledas y Gramalote, San Pedro y la Cruz y las familias raizales tienen la magnífica costumbre de usar la sal marina en sus alimentos. A esto se debe la limpieza de la piel, buena salud en muchos, y que tengan tendencia a la deformidad del coto. Es sabido que antes de la introducción de la sal marina en girón y otros lugares era muy conocido el coto.
Otra costumbre laudable es la preparación de la arepa de maíz pelado, el pan ordinario del Cachireño.

En Antioquia es sabido; que su robustez y buena salud dependen de esta arepa y del peto hecho de esta clase de maíz. Entre paréntesis, no olvidarnos que la gente Cachirense se distingue como la Antioqueña por la fecundidad de sus mujeres; no es raro que una madre enumera de seis hijos para arriba y hasta docena y media; con este ítem, que en los libros de bautismos hay una superávit notable de natalidad legitima. Hay que confesar esto: el Cachireño no es codicioso, se contenta con poco; casi todos, ricos y pobres tienen su tierrecita que es fértil, siembran y no se preocupan de otra cosa.

Les acontece lo que a los negritos del valle del cauca; siembran la yuca, el plátano y esperan en la hamaca la hora del cocido para robustecer sus fuerzas en asocio con el pescado que se los da el rio. Por esto se ha dicho que el Cáchireño no es activo, es la verdad, pero no quita ni se deja morir de hambre a los necesitados. No hay pordioseros en Cáchira

Animado-ertendum, est. Es punto importante respeto a la virtud religiosa de los feligreses la dificultad que tiene los de partes lejanas para cumplir lo de la confesión y comunión; hay gente que necesita de aprendizaje de catecismo, siquiera en las veredas mas necesarias al cristiano. Se puede decir que en su totalidad los Cachirense aman los principios políticos que defienden Nuestra Madre la Iglesia, Católica, Apostólica y Romana.

Apuntamos en seguida el cuadro cronológico suministrado por el archivo Parroquial y los nombres de los venerables Sacerdotes que la han servido: Pbro. D. Rafael Ballesteros accidentalmente encargado en noviembre y diciembre de 1876.
Pbro. D. Francisco Javier González, Cura de Surata, de 1877 a 1883. Pbro. D. Francisco Javier González, Cura de Cáchira de 1883 a 1890.
En agosto de 1890 hizo visita pastoral el Excelentísimo Señor Parra. Pbro. D. Rafael Arioga, Cura de Ocaña, encargado de Cáchira en 1890.
Pbro. D. EfigenioJaimez, Cura de Surata, en cargado de Cáchira para agosto y noviembre de 1890.
Pbro. D. Antonio Quintero, Cura de Surata, encargado de Cáchira de abril de 1891 a julio de 1892.
Pbro. D. Diego de la C. Rangel, cura de Surata, encargado de Cáchira, desde julio de 1892 a julio de 1893.
Pbro. D. Víctor M. Montagut, encargado de Cáchira, de mayo a julio de 1894.
Pbro. D. Luis M. Figueroa, Cura de Surata, encargado de Cáchira de agosto a octubre de 1894.
Pbro. D. Diego de la C. Rangel, Cura de Surata, encargado de Cáchira de Julio de 1895 a julio de 1896. En este periodo se un Santa Misión a los feligreses, predicada por los RR. PP. Jesuitas Castañeda y Soberón.
Pbro. D. Eusebio Corredor, cura de Cáchira de abril a octubre de1897.
Pbro. D. Diego de la C. Rangel, Cura de Surata encargado de Cáchira de enero a julio de 1898.
Pbro. D. Raimundo Ordoñez, Cura de Cáchira de noviembre 1898 a julio de 1899.
Pbro. D. Víctor M. Manuel, encargado de Cáchira de febrero a julio de 1900.
Pbro. D. Raimundo Ordoñez, encargado de Cáchira en mayo de 1901. R. P. Jesuita Guilebaldo Arauz accidentalmente encargado de Cáchira de diciembre de 1901 a enero de 1902.
Pbro. D. Luis M. Figueroa, Cura de Surata, encargado de Cáchira de julio de 1902 a julio de 1903.
Pbro. D. Raimundo Ordoñez, cura de Cáchira de julio a diciembre de 1903.
Pbro. D. Miguel Blanco, Cura de Cáchira de diciembre de 1903 a diciembre de 1908.
Pbro. D. Samuel Ramírez, Cura de Cáchira de enero de 1909 a febrero de 1910. Este periodo hizo visita pastoral el Excelentísimo Señor Blanco; enero 27 de 1910.
Pbro. D. Raimundo Ordoñez J. cura de Cáchira de febrero de 1910 a febrero de 1911.
En este periodo se dio una Santa Misión por los RR. PP. Jesuitas Crespo y Ramos.
Pbro. D. Luis J. Villamizar, cura de Surata encargado de Cáchira en febrero de 1911.
Pbro. D. Gabriel Solano G. Sacerdote Samario, Cura de Cáchira de febrero de 1912 a 1918.
En este periodo hizo visita pastoral el Excelentísimo Señor F. Cristóbal Toro, de Santa Marta; enero 27 de 1915. Al Doctor Solano correspondió celebrar el primer congreso Eucarístico nacional en Santa Marta de 1913.
Pbro. D. Víctor M. Montagut, Cura de Cáchira de 1918 a 1923. En este periodo celebro Cáchira el primer congreso Mariano el día de la fiesta de Nuestra Señora del Carmen en 1919.
En la fecha 4 de enero de 1919 gozaban de amistosa unión en Cáchira, el Excelentísimo Señor García Obispo de Santa Marta y el Excelentísimo Señor Afanador de Nueva Pamplona. En esta vez hizo visita pastoral el Excelentísimo Señor Afanador.
Cuarenta horas de Cáchira se celebraron en Diciembre del año pasado y en Diciembre del año antepasado, de conformidad con el deseo de la Iglesia.
Bodas de plata Sacerdotales del Señor Obispo Afanador.
Esta bella fiesta se celebro en la Parroquia en los días 19 y 24 de abril de 1923 con Misa cantada y exposición de Santísimo.
En la Misa ofreció la feligresía sus Santas Comuniones por la dicha personal del Excelentísimo prelado.
Hijos ilustres: entre los viejos, Don Rafael Estaper. Don hoy el Pbro. Doctor Víctor M. Montagut.
Mayordomo de fábrica.
Es justo estampar el nombre de estos obreros y cooperadores nobilísimos del S. cura párroco:
D. Vicente Rincón de 1883 a 1894.
D. Fidel Corredor de 1894 a 1897.
D. Horacio Montagut de 1897 a 1904.
D. Agapito Montagut de 1904 a 1918.
D. Isaac B. Guanes de 1918 a 1923.
Al cerrar esta monografía hago constatar con caridad los nombres del Pbro. D. Solano y del D. Montagut a quienes se debe la Santa Iglesia Parroquial, provista hoy de reloj publico y que tendrá muy pronto alumbrado eléctrico. Nicanor Sánchez M. Pbro.
Tomado del archivo Arquidiócesano Pamplona, libro documentos históricos 1937- 1942.

Párrocos que continuaron después

Esteban Mendoza 1924.
José David Cote 1929.
Constantino Villamizar 1931.
Evaristo Peinado 1931-
Antonio M. Guarín 1933.
Miguel B. Parra 1933.
Manuel Duarte 1935.
Crescenciano Jaimez 1937.
José Benito Duarte 1940.
Pedro A. Herrera 1940.
Ismael Suarez 1941.
Gonzalo Godoy 1941.
José Ortiz 1961
Luis Emilio Aristizabal 1969.
José A. Cabarico 1974.
Jesús Bautista 1974.
Indalecio Camacho 1980.
Álvaro Camacho Amaya 1982.
Maximiliano Cruces Pérez 1986.
Ciro Antonio Villamizar Rozo 1992.
Pedro León Camacho Amaya 1998.
Juan Carlos Rodríguez Rozo 1999.
José de los Ángeles Rodríguez 2002.
Luis Alberto Bacca Serrano 2006.
Carlos Javier Flores Espinoza 2011.

 

CARTA PARA SOLICITAR LA ERECCIÓN DE LA PARROQUIA DE CÁCHIRA
Galindo 22 de octubre de 1875
Sr previsor y vicario general de la Diócesis de San Pedro Apóstol de Nueva Pamplona.

Señor

En el año anterior se solicitó, con los documentos, que deben reposar en el archivo de esa curia diocesana, la creación canónica de parroquia en la aldea de Cáchira, sobre que no pudo verificar el ilustrísimo Señor Obispo lo que fuera del caso en la visita pastoral, porque su anticipada muerte no le permitió efectuarla.

Varias vicisitudes han impedido el progreso de esa obra católica; y el trastorno de la naturaleza que derribo el templo en aquel lugar en un sacudimiento de 18 de mayo último, creo también una situación más apremiante, una necesidad más absoluta para esa población.

El catolicismo, como bien lo sabe el señor previsor, es la obra de Dios sobre la humanidad. EL DIOS CRISTO no tuvo otro objeto en hacerse hombre i venir al mundo, cargando sobre si todo el odio de los que quisieron monopolizar o abatir al mismo Dios, tener sobre él un privilegio exclusivo hacerlo un objeto de su uso. Y si este fin del CATOLICISMO, es una verdad infalible en que creyeron los apóstoles cuando establecieron el dogma de la “Iglesia Católica”, claro está que no es pretender demasiado, procurar en extensión en todo el territorio de una sección católica, cuando debe extenderse a toda humanidad i hasta el último rincón del mundo como lo ratifica el profeta rey.
Por el contrario yo creo que en ninguna porción católica debe haber ningún lugar habitado que carezca de la administración eclesiástica. Porque aceptarla sería la anarquía en religión.
Por los documentos a que aludí arriba se prueba con el testimonio mismo – del señor cura de Surata, que pasa algunas veces a celebrar a Cáchira, que esta población no puede ser administrada por el cura de aquella parroquia por su distancia de 3 jornadas i la intransitabilidad de los caminos, i que los vecinos de Cáchira pueden sostener cura a su costa.
Yo me dirijo al señor previsor, en mi carácter de católico, vecino de aquella aldea i promotor de la obra, para preguntarle solemne i respetuosamente lo que sigue:
“si los vecinos de Cáchira, en su calidad de católicos, obligándose a sostener el cura i el culto a su costa en la cabecera de su población, tienen derecho a que se les nombre cura i se le asigne la cantidad a que según los cánones tenga derecho para su congrua contestación”.
Si el señor previsor hallare de esto conforme a los derechos católicos de los pueblos de que este no está excluido, porque entonces los derechos no serían católicos, o no lo sería el pueblo, en nombre del Dios de nuestra religión sacrosanta solicito que se me concedan por el gobierno eclesiástico de la diócesis las siguientes facultades:
Primera- para la fundación del nuevo templo, por haberse destruido el que existía, creando para ello una junta popular católica de fomento i directiva de la obra, por el voto de la mayoría de los vecinos, cuya creación i reglamento se someterá a la aprobación del gobierno eclesiástico.
Segunda- para establecer que los católicos que voluntariamente quieran queden solemnemente comprometidos, bajo documento, con su persona i bienes en general, a llevar al cabo la obra el cual se someterá a la aprobación del gobierno eclesiástico i surtirá con él sus efectos.
Tercera- para declarar que las personas que rehúsen contribuir según sus facultades a la hora del culto católico, tampoco participaran de el de ninguno de los beneficios de la administración eclesiástica.
Publico al señor previsor se sirva contestarme por el correo a este lugar, de donde pienso regresar para Cáchira a emprender aquella obra que debe principiarse el primer día de Enero de 1876, si fuere conforme de los adorables designios de la providencia del Dios del catolicismo.
La contestación del señor previsor, es demasiado importante para animar a los habitantes i dar a la obra ese impulso poderoso que es propio de las obras del todo poderoso y que es capaz de transformar la humanidad entera. Ojala pues que el señor previsor de curia animar con la eficacia de su palabra esa obra que se dirige al culto católico para que la misericordia divina recaiga sobre nosotros, i sea tan benefactor como lo es el ministerio que la providencia le ha conferido a favor de la humanidad.

Del señor provisor con todo acatamiento su deferente estimador.
Francisco Antonio Marulanda G

Gobierno eclesiástico del obispado de Pamplona.

 

CONTESTACIÓN: CARTA DE ERECCIÓN DE LA PARROQUIA.

Gobierno eclesiástico del obispado pamplona

Pamplona, diciembre 3 de 1875

Vista la anterior solicitud que el señor Marulanda a dirigido a este despacho, y considerando la escases de sacerdotes para la administración de los beneficios, y estando para venir el ilustrísimo Señor Arzobispo de esta diócesis quien resorberá definitivamente sobre la erexion de la parroquia de Cáchira; se comisiona al señor Don Francisco González Cura de Surata para que mientras tanto, obre de acuerdo con el señor Marulanda en los puntos indicados en este memorial, menos en el tercero por ser odioso pues todo cristiano tiene derecho en cualquier tiempo hacer admitido en la comunión de la iglesia teniendo las disposiciones que para ello se requieren.
Aprobamos el interés que el señor Marulanda tiene a favor de la iglesia católica y le deseamos firmeza en su empresa, recordándole las obligaciones que los hijos de la iglesia tienen de pedir a Dios para que proporcione pastores a esta nuestro rebaño.
Tomado del archivo Arquidiócesano, libro erección de parroquias y capillas.

Investigación realizada por: Deiby Alexander Velásquez Torrado