“Pidamos por nuestros hermanos que se han alejado de la fe, para que, a través de nuestra oración y testimonio evangélico, puedan redescubrir la belleza de la vida cristiana.”

“No olvidemos nunca que nuestra alegría es Jesucristo, su amor fiel e inagotable.”

Francisco