Próximo Evento

  • 00 DIAS
  • 00 HORAS
  • 00 MIN
  • 00 SEC

Noticias

Arquidiócesis de Nueva Pamplona
Plan Global de Nueva Evangelización
2018 A Jesucristo amamos cuando sus Actitudes Imitamos

CARTA A LOS CRISTIANOS – Enero 2018 JESUCRISTO, NUESTRO ÚNICO MODELO DE ORACIÓN

Categories: Sin categoría

CARTA A LOS CRISTIANOS – Enero 2018

JESUCRISTO, NUESTRO ÚNICO MODELO DE ORACIÓN

Arzobispo oficial

 

“El Señor tenga piedad y nos bendiga”, es la respuesta comunitaria del pueblo de Dios al salmo responsorial de la primera Misa del año, el primero de enero.

Empezamos el año suplicando piedad porque somos pecadores y débiles y el Señor es clemente y misericordioso. Con su perdón queremos purificar nuestra vida y ser verdaderamente “hombres nuevos”, discípulos y misioneros de Cristo. Y le suplicamos que nos bendiga porque al no conocer lo que nos espera en el futuro, sentimos la necesidad de caminar el nuevo año bajo la protección y la ayuda de la bondad de Dios.

Implorando para todos los fieles de la Arquidiócesis de Nueva Pamplona, esa piedad y bendición del Señor, les escribo esta carta para proponerles la oración, como la primera actitud de Nuestro Señor Jesucristo, que debemos contemplar con devoción y esforzarnos en imitar con alegría.

Podemos engañarnos pensando que imitar la oración del Señor es salir como él en las noches a una montaña a hablar con el Padre, o retirarnos al desierto cuarenta días para ayunar. No, los evangelios abundan en narraciones de todos estos momentos de profunda intimidad y diálogo amoroso con su Padre, especialmente antes de las grandes decisiones del Maestro; pero la verdadera oración de Jesús fue su propia vida.

Precisamente porque desde que termina su infancia tiene consciencia que debe dedicarse a las cosas de su Padre y siempre comprendió que su misión, es más, su alimento, es hacer la voluntad del Padre y vivía en permanente unión con Él, por eso siente la urgencia de encontrarse a solas y continuamente, en actitud orante y silenciosa con su eterno Padre.

Jesus-con-doctores jesus-orando

Tener a Jesucristo como único modelo de nuestra oración es entonces, vivir en gracia, en amistad con Dios. Si así permanecemos, todos cuanto hagamos: el trabajo agrícola, los oficios domésticos, el estudio, el comercio, el transporte, incluso jugar, descansar o dormir, todo será oración, porque nuestra vida está, por esa gracia santificante, unida a Él. Esa unión con Dios se llama gracia porque es un regalo que no merecemos, y es santificante, porque por ella se santifica todo cuanto hacemos.

Viviendo de esta manera, en gracias de Dios, sentiremos como Jesús, el deseo, más aún, la necesidad de reservar los momentos y los lugares más adecuados para dialogar íntimamente con ese Padre celestial, que nos ama y espera comunicarse con nosotros en la oración.

maxresdefault

 

Feliz y santo año en la gracia de Dios.

 

 

Luis Madrid Merlano

Arzobispo de Nueva Pamplona

Comparte esta noticia
  •  
  •  
  •  

Deja un comentario