Próximo Evento

  • 00 DIAS
  • 00 HORAS
  • 00 MIN
  • 00 SEC

Noticias

Arquidiócesis de Nueva Pamplona
Plan Global de Nueva Evangelización
2018 A Jesucristo amamos cuando sus Actitudes Imitamos

Carta a los cristianos Abril

Categories: Sin categoría

 

 

 

Arquidiócesis de Nueva Pamplona

CARTA A LOS CRISTIANOS

Del desierto al sepulcro vacío

Abril de 2018

Arzobispo oficial

Querido hermanos:

Al terminar la Cuaresma, los cristianos que hemos tratado de vivirla, nos sentimos abrumados. Estamos en el año 2018 dedicado a imitar las actitudes de Nuestros Señor, pero las que hemos contemplado en la Cuaresma, somos absolutamente incapaces de imitarlas. Su oración y ayuno de cuarenta días, su resistencia a las tentaciones del maligno, su serenidad ante la traición, la humildad y fortaleza para soportar las humillaciones, la constancia sin límites para seguir cargando la cruz hasta el final y la valentía para enfrentar la muerte infame en la cruz; son actitudes que no tenemos el valor para imitarlas.

Y los apóstoles y el pequeño grupo de seguidores, aterrorizados por lo que habían visto en el Calvario, al menos esperaban tener el consuelo de visitar su tumba, orar un poco y sentir algún consuelo, pero se encontraron con el sepulcro vacío. Además de todo, se habían robado su cuerpo, ya no les quedaba más que un recuerdo que los atormentaría.

A pesar de haberlo anunciado varias veces, ninguno de sus seguidores imaginó la RESURRECCIÓN. Jesucristo volvió a la vida para nunca más morir. No regresaba al Padre como desandando la historia hasta regresar al punto desde el cual partió, no. Su regreso es con la cruz en la mano, sublime y victorioso, después de vencer el pecado y la muerte.

Por eso, no nos sentimos derrotados al no poder imitar el camino cuaresmal de nuestro Divino Maestro; no es necesario, Él ya lo hizo por nosotros. Destruyó nuestro mal y nuestro pecado para abrirnos las puertas de su Reino,

al que llegamos como hijos de Dios, hermanos de Cristo y por tanto herederos, dueños del Cielo. Esta es la maravilla de la PASCUA. Pasamos de nuestra miserable condición pecadora y mortal a la de invitados a la fiesta del Banquete eterno; dejamos de ser esclavos para convertirnos en dueños; en hijos del dueño y herederos para siempre de la felicidad.

La actitud pascual de nosotros es la de abrir el corazón para recibir la Misericordia de Aquel que por nosotros venció al maligno y para nosotros conquistó la Gloria. Que sea la gratitud profunda la que reine en nuestras vidas. Todo su sufrimiento fue para evitárnoslo a nosotros y toda su gloria para regalárnosla a nosotros.

Aleluya, el sepulcro está vacío porque el Señor destruyó la muerte. Aleluya porque Él vive para siempre. Aleluya porque no tenemos que sufrir para obtener el premio, Jesús victorioso nos lo regala, recibámoslo con alegría.

Feliz y santa Pascua.

LUIS MADRID MERLANO

Arzobispo de Nueva Pamplona

 642DD86C-AAA7-4F9F-A6C0-B0AC59D0C8AA4CF6BC9F-C616-4A59-9010-03C7693AC399

Comparte esta noticia
  •  
  •  
  •  

Deja un comentario